Shroudofturin.jpg
Imagen del Santo Sudario de Turín


Índice

  1. Introducción
  2. El carbono-14
  3. El Santo sudario
  4. Investigaciones científicas
  5. Estudios favorables a la autenticidad
  6. ¿Cómo pudo formarse la imagen en la sábana?
  7. Vídeos acerca del sudario.
  8. Fotos de la sábana santa.




1. Introducción

Los isótopos son átomos del mismo elemento, con mismo número de electrones y protones pero diferente numero de neutrones, es decir, un elemento es isótopo de otro si ambos poseen mismo número atómico pero diferente número másico. Si la relación entre el número de protones y de neutrones no es la para obtener la estabilidad nuclear, el isótopo es radioactivo.
La datación radiométrica es un procedimiento técnico empleado para determinar la edad de rocas, minerales y restos orgánicos.
El método de la datación se basa en la siguiente ecuación:
Dibujo.jpg

Donde;
t: es el tiempo transcurrido.
λ: es la constante de desintegración, obtenida a partir del periodo de semidesintegración del isótopo.
N: número de átomos existentes después de que haya transcurrido un tiempo t.
N0: número de átomos del isótopo en el momento inicial.


2. El carbono-14

Un caso particular es la datación por carbono radioactivo (basada en la desintegración del isótopo carbono-14, comúnmente utilizada para la datación de restos orgánicos relativamente recientes: de hasta 60 000 años).

2.1 ¿De dónde sale el carbono-14?

A las capas altas de la atmósfera llegan partículas altamente energéticas procedentes del universo conocidas como rayos cósmicos. Estos neutrones altamente acelerados de los rayos cósmicos chocan en ocasiones con los núcleos del Nitrógeno-14, desplazando, también en ocasiones, un protón del núcleo y ocupando su lugar.
Cuando esto sucede el núcleo queda formado por 8 neutrones y 6 protones, cambia el número atómico de 7 a 6 y con él las propiedades del elemento, que pasa a comportarse como el carbono. Este C14 se comporta químicamente igual que el C12 y por lo tanto puede formar parte del CO2 que respiran los seres vivos y que las plantas utilizan para realizar la fotosíntesis, pero presenta la particularidad de que es radiactivo.
Que un elemento sea radiactivo significa que se desintegra por sí solo a una velocidad constante. El C14 tiene una vida media de 5730 años, lo que quiere decir que tras ese tiempo la cantidad de C14 presente se ha reducido a la mitad.
Mientras el ser vivo respira, recibe una mezcla de C12 y C14, pero al morir y dejar de respirar el C14 empieza a desintegrarse. A partir de la fórmula anterior podemos saber el tiempo transcurrido desde que el ser vivo falleció usando una simple fórmula logarítmica.


3. El santo sudario

El Sudario de Turín —también conocido como la Síndone, la Sábana Santa o el Santo Sudario— es una tela de lino que muestra la imagen de un hombre que presenta marcas y traumas físicos propios de una crucifixió. Se encuentra ubicado en la capilla real de la Catedral de San Juan Bautista en Turín (Italia).

El sudario mide 4,36 m de largo × 1,13 m de ancho. Los orígenes del sudario y su figura son objeto de debate entre científicos, teólogos, historiadores e investigadores. Algunos sostienen que el sudario es la tela que se colocó sobre el cuerpo de Jesucristo en el momento de su entierro, y que el rostro que aparece es el suyo. Otros afirman que este objeto fue creado en la Edad Media.


4. Investigaciones científicas

Tras las pruebas de Carbono 14, realizadas en el Santo Sudario en el año 1988 por laboratorios de Oxford, Tucson, y Zurig, los investigadores anunciaron que la reliquia es un lienzo medieval cuya fecha se encuadra entre 1260 y 1390. Los resultados fueron hechos públicos por el ex arzobispo de Turín, el cardenal Ballestero el 13 de octubre, de 1988.
Sin embargo, nuevos estudios científicos han puesto en duda la validez de estas pruebas de carbono 14.

Varios científicos han sugerido que la parte del sudario que se tomó para hacer las pruebas del carbono 14 tenían marcas de agua, quemaduras y pertenecían a posteriores reparaciones que había sufrido el santo sudario.
Del mismo modo otros científicos y físicos han añadido que el sudario pudo estar cubierto por bacterias y polen que podrían haber alterado los resultados del estudio.
Sin embargo, los científicos que hicieron la prueba desmienten estas objeciones.

En 2005 una nueva prueba química demuestra el error que los científicos proponían en la prueba del carbono 14 de 1988.
La organización científica dedicada a investigar el sudario de Turín, (AMSTAR), anunció que la prueba de Carbón 14 del año 1988 no fue hecha sobre la tela original del sudario sino en un parche del mismo, indicando por tanto una fecha errónea de la edad del sudario. El presidente de esta organización Americana dijo que el lino del cual está constituido el sudario es mucho más antiguo que la fecha del radio carbono publicada anteriormente.
Justo después de estas declaraciones, los analistas del Sudario cuestionaron la validez de dichas muestras y utilizando fotografías de alta resolución del Sudario encontraron señales de un re-tejido casi “invisible” en el área utilizada para la prueba.


5. Estudios favorables a la autenticidad

5.1 La Sorpresa de la Fotografía.

El 28 de mayo de 1898, Secondo Pía, al hacer las primeras fotografías de la Sábana Santa tuvo una gran sorpresa en el cuarto oscuro: La imagen en negativo apareció como una imagen en positivo con extraordinaria claridad y detalle. Así se dio cuenta de que la imagen representada en la tela constituye un auténtico negativo. Es evidente que un plagio medieval no podía prever la fotografía. Simplemente no se conoce en la historia de la iconografía anterior al siglo XX, de ningún otro caso una imagen que sea un negativo.

330px-Shroud_positive_negative_compare.jpg


5.2 Comprobaciones científicasExpertos de la NASA en 1977, utilizando un ordenador descubrieron que la imagen tiene propiedades tridimensionales, que no pertenecen ni a las pinturas ni a las fotografías.

En 1978 la Iglesia permitió a un equipo internacional de mas de 24 eminentes científicos investigar el Lienzo. Los análisis fueron extensos, envolviendo diversos métodos desde los rayos x y la microscopía hasta análisis químicos. Aquí aparecen algunos de los resultados más sorprendentes:
  • Los estudios del tejido sitúa su procedencia en el área sirio-palestina en el siglo I.

  • El biólogo y criminólogo suizo Max Frei Sulzer del Centro Internacional de Sindonología, tomó muestras del polvo del Sábana y pudo comprobar la existencia de polen de flores de Palestina. También se ha encontrado áloe y mirra como la que utilizaban en el medio oriente los judíos para preparar los cadáveres. El falsificador medieval hubiera tenido que adelantarse a la invención del microscopio para añadir elementos invisibles al ojo humano: polen, tierra, suero, aromas para la sepultura...

  • Sobre los ojos hay huellas de monedas acuñadas en el año 29 D.C. bajo Poncio Pilato. Esto corresponde a la costumbre de la época de Jesús de poner las monedas para mantener los párpados cerrados. Fueron descubiertas en 1954 y en 1978 reconocidas en mayor detalle.

  • Los análisis de las huellas de sangre, hechos por Pierluigi Baima Bollone y otros, han indicado la presencia de sangre humana, del tipo AB.

  • "La sangre es sangre de un hombre que padeció una muerte traumática" asegura el químico Alan Adler quien además asegura que tanto los análisis químicos como la florescencia amarillo-verdosa visible bajo luz fluorescente, indican la presencia de flujos de sangre. Esta sustancia era desconocida hasta el siglo XX, por lo que no puede ser la obra de un artista medieval. Adler piensa que la imagen fue producida por algún proceso de radiación.

  • El grupo de científicos, comprobó la absoluta ausencia de pigmentos, tintas u otros medios de pintura en la Sábana Santa. No hay imagen del cuerpo bajo las manchas de sangre. Por lo tanto, la imagen se formó después de las manchas de sangre.

  • La Imagen: No existen indicios del uso de brochas en la imagen y no se utilizó ninguno de los métodos artísticos conocidos para hacer la imagen. La imagen tiene solo una fibra de profundidad, no es una pintura, ni una quemadura (las quemaduras existentes no son parte de la imagen sino que fueron causadas por un incendio en 1532). El origen de la misma es un enigma científico que todavía no se ha resuelto ya que no se conocen los mecanismos físico-químicos que han producido esta oxidación y deshidratación de las fibras más superficiales del tejido.

  • Desde el campo de la medicina: La imagen que aparece en negativo permite un minucioso estudios anatómico y de las diferentes heridas que aparecen en le cuerpo. El primer cirujano que comprobó la absoluta exactitud anatómica de esas heridas fue un profesor de Anatomía de la Academia de Ciencias de París. Este profesor era agnóstico, sin embargo no le quedó la menor duda de que solo un hombre que hubiera padecido los tormentos físicos de Jesús podría haber dejado tales huellas. Los hallazgos de este profesor más tarde fueron confirmados por multitud de medicos de París, Milán y Praga quienes coincidieron en que la representación de las heridas es anatómicamente perfecta y con detalles desconocidos en la Edad Media. Por ejemplo, el halo de suero alrededor de las manchas de sangre -no visible a simple vista; salpicaduras y sinuosidades de los regueros sanguíneos, el hinchazón del abdomen -típico de la asfixia- etc...

  • La Sábana Santa revela datos desconocidos en tiempos medievales. En el siglo XIV, la iconografía tenía un ínfimo desarrollo del realismo anatómico. Además todas las imágenes de la época demuestran que se desconocían los elementos históricos y arqueológicos sobre la flagelación y la crucifixión según se hacía en el siglo I. Sin embargo se ha podido demostrar que el Sábana Santa no sigue la iconografía medieval sino que muestra estos elementos con suma precisión tal como corresponden al tiempo de Cristo. Por ejemplo, que Cristo no cargó con toda la cruz, sino sólo con el madero horizontal («patibulum») y que no lo clavaron por las palmas y sino por las muñecas. Estudios han demostrado que un cuerpo colgado por las palmas se desgarraría mientras que uno clavado por las muñecas se sostiene. Mientras que en tiempos medievales representaban la corona de espinas en forma de aro horizontal sobre la frente, la Sábana Santa revela que las espinas fueron impuestas en forma de casco.

  • Para lograr una semblanza perfecta, como la impresa en el lienzo, en caso de que la Sábana Santa fuera medieval, se requeriría que se martirizara a una víctima, la sometiera en vida a setecientas heridas y que una vez muerta, le traspasaran el corazón con una lanza. Pero además se requeriría que la víctima tuviera un rostro perfectamente afín con las decenas de iconos de Cristo difundidos en el arte bizantino desde el siglo VI. La afinidad del rostro de la Sábana Santa y los antiguos iconos ha sido documentada por Giovanni Tamburelli en el año 1989, quien encontró muchos puntos de congruencia de tal manera que habría que pensar que la faz del lienzo fue el prototipo para la iconografía cristiana primitiva (en cuanto a las características del rostro. Ya hemos visto que no pudieron copiar los detalles anatómicos).

  • El tejido del lienzo, envolvió un auténtico cadáver durante un período de 30 a 36 horas, justo el mismo periodo de tiempo que relata la Biblia. Exámenes minuciosos conducidos por médicos han asegurado además que se trata de una perfecta imagen de un cuerpo humano, torturado por la corona de espinas, azotes, la cruz, traspasado por la lanza... Los efectos naturales de esos tormentos sobre un cuerpo humano están claramente manifiestos de tal forma que sería imposible de imitar y menos sin las técnicas modernas. Está científicamente reconocido por todos los expertos de todas las tendencias que, independientemente de que la Sábana haya sido o no utilizada para envolver el cuerpo de Cristo en el siglo I, se trata de un caso arqueológico único en el mundo. Hoy día el lienzo es estudiado por unas treinta disciplinas diferentes.



6. ¿Cómo pudo formarse la imagen en la Sábana?

La teoría más consistente y la que mejor explica el origen de la imagen es una radiación no penetrante que se atenúa al pasar el aire y que disminuye con la distancia.
En la tela, tratada con áloe y mirra, se imprimieron los rasgos del cuerpo como si se tratara de una plancha fotográfica. Esto explica su carácter tri-dimensional.

La radiación sobrenatural del momento de la resurrección puede ser la causa misteriosa de la impresión de la imagen del cuerpo en el lienzo. En ese caso se trata de la verdadera imagen de Cristo en el momento preciso que su cuerpo va a resucitar. Semejante radiación explicaría la dificultad de los científicos en descubrir su origen, ya que se trata de algo sobrenatural. También explica el fallido resultado de la prueba de carbono ya que esta no tomó en cuenta los efectos de la radiación en el lienzo.


7. Videos acerca del Sudario

Existen multitud de documentales acerca de dicho tema.




































8. Fotos de la sábana santa.



sudario117[1].jpg


5747_7_48a82b360018e[1].jpg


5747_27_4be5fb108e579[1].jpg