VENTAJAS:

  • Como procede de una fuente de energía renovable, sus recursos son ilimitados.
  • Su producción no produce ninguna emisión, es decir, es una energía muy respetuosa con el medio ambiente.
  • Los costos de operación son muy bajos.
  • El mantenimiento es sencillo y de bajo costo.
  • Los módulos tienen un periodo de vida de hasta 20 años.
  • No solo se puede integrar en las estructuras de construcciones nuevas, sino también en las ya existentes.
  • Se pueden hacer módulos de todos los tamaños.
  • El trasporte de todo el material es práctico (con esto se hace referencia a que a diferencia por ejemplo de la energía eólica, donde el transporte del material es complejo debido al tamaño, el material que se utiliza en la energía fotovoltaica es de transporte más sencillo).
  • El costo disminuye a medida que la tecnología va avanzando.
  • Es un sistema de aprovechamiento de energía idóneo para zonas donde no llega la electricidad.
  • Los paneles fotovoltaicos son limpios y silenciosos, de manera que pueden instalarse en casi cualquier parte sin provocar ninguna molestia.

DESVENTAJAS:

  • Los costos de instalación son altos por lo que requiere de una gran inversión inicial.
  • Los lugares donde hay mayor radiación solar, son lugares desérticos y alejados de las ciudades.
  • Para recolectar energía solar a gran escala se requieren grandes extensiones de terreno.
  • En cuanto a la tecnología actual, hay falta de elementos almacenadores de energía económicos y fiables.
  • Es una fuente de energía difusa, la luz solar es una energía relativamente de baja densidad.
  • Posee ciertas limitaciones con respecto al consumo ya que no puede utilizarse más energía de la acumulada en períodos en donde no haya sol.